50 acciones para cuidar el agua

50 acciones para cuidar el agua de forma sencilla

23 minutos

La creciente demanda por este recurso, sumado a los períodos de escasez hídrica que sufre nuestro país, hace necesario considerar su uso eficiente. Recopilamos 50 acciones para cuidar el agua.

Producto del crecimiento demográfico y económico del país, el consumo de agua en Chile ha aumentado en los últimos años, y se proyecta que la demanda continúe creciendo. Según se refleja en la Política Nacional para los Recursos Hídricos, se estima que hacia el año 2025 la demanda total de agua crecerá entre un 35 % y 60 %, incluso podría duplicarse para 2050. Los ciudadanos tenemos el deber de cuidar este preciado recurso. En este artículo presentamos medio centenar de medidas para ahorrar agua fácilmente.

50 acciones para cuidar el agua

El agua, ¿por qué es importante cuidarla?

El agua es un bien de uso público que resulta esencial para la vida de las personas, el desarrollo social y económico de los países y para el medioambiente. El aprovechamiento de este recurso debe realizarse de forma sustentable y asegurando la protección de los ecosistemas asociados.

El agua está presente en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ONU). Entre las metas del ODS número 6 de la ONU se encuentra la de aumentar considerablemente el uso eficiente de los recursos hídricos en todos los sectores, y mejorar su calidad reduciendo la contaminación, minimizando la emisión de productos químicos y materiales peligrosos e incrementando su reciclado y reutilización.

50 acciones para cuidar el agua forma sencilla

¿Cómo ahorrar agua en casa? 50 acciones para cuidar el agua

A continuación tienes una lista de tips para cuidar el agua. Medidas muy sencillas para ahorrar agua en los hogares:

  1. Sé consciente. Cuando abras el grifo, piensa que eres una de las personas afortunadas en el mundo que dispone de acceso a agua potable y que, por tanto, has de hacer un uso sostenible de este bien.
  1. Evita el consumismo. Todo producto lleva asociada a su producción una cantidad de agua. No compres cosas que no necesitas.
  1. Reutiliza y recicla tu ropa. Para fabricar una sola camiseta se necesitan miles de litros de agua. Y si compras, opta por prendas elaboradas con fibras más respetuosas con el medioambiente como el algodón orgánico, algodón reciclado, lino o cáñamo.

¡Descubre los mejores tips para reciclar en casa y la oficina!

  1. Alarga el ciclo de vida de los productos. Repáralos, intercámbialos, cómpralos de segunda mano o adquiere artículos reacondicionados.
  1. Consumo «eco» y local. El sector agrícola es el mayor usuario de agua en Chile con un 73 %, según datos de la Dirección General de Aguas (DGA). La agricultura ecológica consume menos agua que la convencional. Reduce tu huella hídrica comprando alimentos orgánicos y de cercanía. Haz un consumo ético y responsable.
  1. Bebe agua del grifo. Si tu localidad cuenta con una red de agua potable, no temas y bebe del grifo. Y si dudas de su calidad, instala un filtro doméstico.
  1. Evita comprar agua embotellada. Además de la generación de plástico que esta conlleva, estarás pagando hasta 400 veces más por un litro de agua.
  1. En lugar de dejarla correr hasta que salga fresca, ten siempre una botella de agua en el frigorífico.
  1. No arrojes aceites por el desagüe. Estos resultan muy perjudiciales para los cursos naturales de agua. Deposítalos en un tarro de vidrio y llévalos al ecoparque o punto de recogida habilitado.
  1. Tampoco tires medicamentos ni tóxicos. Pintura, barnices, disolventes, cosméticos o cualquier otro líquido o sólido que no sea biodegradable e inocuo para el medioambiente.
  1. No dejes el grifo abierto cuando te cepilles los dientes.
  1. Tampoco cuando te estés enjabonando en la ducha.
  1. Dúchate mejor que bañarte.
  1. Y minimiza el tiempo que pasas en ella. Con 4-5 minutos de ducha es suficiente.
  1. Cierra el grifo mientras te afeitas.
  1. Y si ves un grifo abierto sin que nadie lo esté usando, ciérralo, sea tuyo o no. Recuerda que el agua es un bien de todos.
  1. Si tienes más de un niño pequeño en casa, báñalos juntos. Ahorrarás agua y tiempo.
  1. Recoge el agua de la ducha hasta que salga caliente en un recipiente y utilízala después para limpiar o para la cisterna.
  1. Reutiliza el agua de lluvia. Por ejemplo, para regar las plantas.
  1. Vigila las fugas o goteos en los grifos y repáralos.
  1. Si no la tienes, instala una cisterna de doble descarga.
  1. Instala otros dispositivos de ahorro de agua como aireadores, reductores de caudal, cabezales de ducha ahorradores, etc.
  1. Si tu vivienda lo permite, plantéate instalar un baño seco.
  1. Si tu cisterna tira demasiada agua con cada descarga, reduce su volumen introduciendo en ella una botella de 1 o 2 litros llena de agua y bien cerrada.
  1. No arrojes toallitas húmedas por el inodoro. Estas se acumulan en las cañerías, las alcantarillas y bloquean las estaciones de bombeo. No alimentes al «monstruo de las toallitas».
  1. Tampoco residuos higiénicos como compresas, tampones, bastoncillos para los oídos, etc.
  1. Para tirar todos estos residuos sólidos, pon en tu baño una pequeña papelera con tapa.
  1. Compra electrodomésticos eficientes y de bajo consumo. Ahorrarás en agua y electricidad.
  1. Antes de lavar una prenda de ropa, piensa si de verdad está sucia o puedes volver a usarla al menos una vez más.
  1. Utiliza la lavadora con carga completa y lavado en frío.
  1. Para ahorrar agua, lavavajillas mejor que lavar a mano.
  1. No enjuagues los platos antes de meterlos en el lavavajillas. Los electrodomésticos actuales pueden limpiar bien la vajilla sin necesidad de este prelavado manual.
  1. Pon tu lavavajillas con un programa corto.
  1. Si no dispones de lavavajillas, cierra el grifo mientras enjabonas los platos.
  1. O, mejor aún, lava la vajilla en un balde o barreño.
  1. Usa jabones y productos de higiene ecoamiglables.
  1. Para limpiar, puedes recurrir a limpiadores tradicionales y ecológicos como el vinagre, el limón o el bicarbonato.
  1. Utiliza asimismo estropajos y bayetas ecológicas. Las convencionales desprenden al agua microplásticos.
  1. Una pila —especialmente si es de botón— puede contaminar muchos litros de agua. Tira tus pilas a un punto de recogida autorizado.
  1. Para lavar tu coche, utiliza un recipiente de agua y esponja en lugar de manguera. Si es agua reutilizada (de lluvia o de la ducha), ¡mucho mejor!
  1. Si tienes un jardín o huerto, planta variedades de árboles o arbustos autóctonos y que demanden poca agua.
  1. Para regar, aprovecha el agua de lluvia y/o instala un sistema de riego por goteo.
  1. Y riega tus plantas en las horas tempranas de la mañana, para reducir al mínimo la evaporación.
  1. Piscina, ¿de verdad la necesitas?
  1. Exige información transparente a tu empresa de abastecimiento de agua: tecnología usada en su tratamiento, análisis de calidad, informes de potabilidad, etc.
  1. Exige también a tus gobernantes servicios que cuiden el agua y el medioambiente.
  1. Cuando salgas al campo, respeta los entornos y ecosistemas acuáticos. No arrojes basura.
  1. «Contagia ecología». Difunde tu conciencia y sensibilidad sobre el ahorro de agua.
  1. Educación ambiental. Educa a tus hijos en el respeto y cuidado del agua.
  1. Infórmate y apoya campañas de limpieza de ríos y playas en tu ciudad.

El agua es uno de los bienes más preciados de cuantos existen. Sin ella, sencillamente no habría vida. Aprende y enseña a valorarla con estas 50 acciones para cuidar el agua.

Bibliografía y fuentes de información

  • Dirección General de Aguas (DGA), 2017. Estimación de la demanda actual, proyecciones futuras y caracterización de la calidad de los recursos hídricos en Chile. S.I.T. Nº 419. Realizado por. Unión temporal de proveedores Hídrica Consultores spa y Aquaterra Ingenieros Ltda. Ministerio de Obras Públicas, Dirección General de Aguas, División de Estudios Planificación, Santiago, Chile. Mesa Nacional del Agua – Primer Informe – Ministerio de Obras Públicas, Gobierno de Chile
  • Radiografía del Agua: Brecha y Riesgo Hídrico en Chile

New call-to-action

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​

Suscríbete al blog