Cómo ayuda la tecnología al medio ambiente a través de distintas aplicaciones e invenciones

¿Cómo ayuda la tecnología al medio ambiente?

11 minutos

Aplicada al cuidado de nuestro planeta, la tecnología presenta enormes ventajas. En este artículo revisamos cómo ayuda la tecnología al medio ambiente, a través de distintos inventos, aplicaciones y procesos. 

Si bien esta ha contribuido de ciertas maneras a acelerar procesos nocivos para nuestro planeta, aplicada de la forma correcta podemos ver cómo la tecnología aporta al medio ambiente de maneras positivas. 

Aportando herramientas inteligentes y con un enfoque eco amigable, la tecnología ha también demostrado su capacidad para ayudarnos a minimizar nuestro impacto en el planeta. Hoy, sabemos que tanto la tecnología, como la economía circular, juegan un papel clave en el cuidado medioambiental. 

A continuación, revisaremos algunas de las maneras específicas de cómo ayuda la tecnología al medio ambiente. 

El cambio hacia lo digital

Una de las maneras más notables como la tecnología aporta al medio ambiente ha sido en la reducción de insumos de papel, gracias al almacenamiento en sistemas de memoria y la nube. Hoy día, las cartas, las agendas y las notas ya no se encuentran distribuidas en hojas de papel, sino que han sido reemplazadas por archivos digitales, lo que contribuye a reducir la deforestación. 

¡Descubre los mejores tips para reciclar en casa y la oficina!

Así mismo, la mayoría de acuerdos, negocios y transacciones se manejan de manera virtual. Esto reduce la fabricación de materiales de oficina utilizando recursos naturales: Si antes necesitábamos una carpeta llena de documentos impresos para firmar un acuerdo en el trabajo, hoy día esto se logra con una firma virtual a través de un enlace digital. 

El impulso del teletrabajo

La llegada de la pandemia le dio el impulso necesario para explotar a una tendencia que ya venía haciéndose más fuerte: El teletrabajo. 

En las grandes ciudades, la contaminación del aire es un problema real, ocasionado por los altos niveles de dióxido de carbono y agentes contaminantes producidos por los vehículos. Millones de personas viajando solas en sus autos para dirigirse a sus lugares de trabajo durante años han ocasionado un impacto fatal sobre el medioambiente. 

Hoy día, gracias a la posibilidad del teletrabajo, se ha eliminado la necesidad de desplazamientos tan frecuentes

Al mismo tiempo, dado que cada vez necesitamos mayor velocidad de internet, la mayoría de las compañías proveedoras del servicio han ido migrando a tecnologías como la fibra óptica y 5G, las cuales a su vez reducen el consumo de energía gracias a su eficiencia. De esta manera, vemos claramente cómo ayuda la tecnología al medio ambiente. 

Ciudades inteligentes, autos eléctricos y nuevos modelos energéticos

Si bien los autos eléctricos aún tienen mucho por mejorar – como sus baterías hechas con elementos altamente contaminantes y difíciles de reciclar -, en el futuro esperamos que su adopción se vuelva mucho mayor, ayudando a reducir los desplazamientos y volverlos mucho más eficientes. 

El auge de las ciudades y hogares inteligentes es otra muestra de cómo la tecnología ayuda al medioambiente. Estos han sido desarrollados y visualizados para reducir el impacto medioambiental, manejando la energía de forma más eficiente. 

A través de sensores de temperatura y termostatos inteligentes, por ejemplo, se reduce considerablemente el consumo de energía en una casa. Estos regulan la temperatura del lugar utilizando inteligencia artificial y evitando el desperdicio producido por equipos de calefacción y refrigeración. A su vez, los sensores de iluminación activados por el movimiento logran que las luces se enciendan sólo cuando es necesario.

El auge de las energías renovables no habría sido posible sin las tecnologías verdes como los paneles solares o la energía mareomotriz, que utiliza las mareas para mover turbinas sumergidas en el mar. El diseño de soluciones inteligentes permite aprovechar más eficientemente estas y otras fuentes de energía renovable. 

Biocombustibles y nuevos materiales

Como alternativa a los combustibles tradicionales, los biocombustibles se asoman como un excelente resultado de la tecnología aplicada al cuidado del medio ambiente. Utilizando la biomasa de organismos vivos o sus desechos metabólicos, se están desarrollando geniales alternativas al petróleo y los combustibles fósiles. 

La innovación en nuevos materiales es otra de las maneras cómo la tecnología ayuda al medio ambiente. Las impresiones 3D aplicadas en construcciones eliminan elementos residuales en hasta 60%, mientras que en Chile ya se están aplicando las tejas fotovoltaicas, que integran placas solares en edificios ya construidos. Son este tipo de nuevos materiales los que nos ayudarán a construir ciudades más inteligentes y amigables. 

New call-to-action

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​

Suscríbete al blog