Eco friendly: ¿Qué significa?

Eco-friendly, ¿qué significa y cómo llegar a serlo?

13 minutos

Ser eco-friendly es actuar y consumir pensando en el planeta y el bienestar de quienes lo habitamos. ¿Te unes? Empieza por acciones y productos ecológicos como estos.

Nuestro modelo de producción y consumo es insostenible: aumento continuado de la generación de residuos, contaminación y calentamiento global… La buena noticia es que también crece nuestra preocupación por el medioambiente. Cada vez son más las personas, entidades y organizaciones comprometidas, que desean aportar soluciones para hacer frente al deterioro de la Tierra y preservarla de cara a las futuras generaciones. Si, como ciudadano o empresa, a ti también te preocupa la naturaleza, en este artículo encontrarás pautas y productos para ser ecoamigable en tu día a día.

eco friendly qué significa

¿Qué es ser ‘eco-friendly’?

Ser eco-friendly, ecoamigable, respetuoso o amigable con el medioambiente significa procurar el cuidado de la naturaleza y el entorno en nuestra vida cotidiana, con nuestros hábitos diarios tanto en casa, como en el trabajo o nuestro negocio. Pues este término se aplica tanto a personas como a productos y empresas.

¡Descubre los mejores tips para reciclar en casa y la oficina!

Según recoge el informe del Banco Mundial «What a Waste 2.0», en el mundo se generan al año más de 2000 millones de toneladas de desechos sólidos municipales, de los cuales al menos el 33 % no son tratados. Así, ser eco-friendly es llevar una forma de vida o un modelo de negocio que sea sostenible, de manera que contribuya a revertir esta situación para que, entre todos/as, nos encaminemos hacia una producción y un consumo circulares.

¿Qué hacer para serlo? 10 ideas para ser ecoamigable

A continuación te mostramos una decena de pautas o acciones prácticas muy sencillas para ser eco-friendly. ¡Comenzamos!

  1. Ahorrar y cuidar el agua en casa.
  2. Reducir el uso de plástico desechable. Utilizar materiales reutilizables como el vidrio o el acero inoxidable.
  3. Aplicar las 4 r de la sustentabilidad: reducir, reutilizar, reciclar y recuperar.
  4. Evitar el desperdicio alimentario. Comprueba la fecha de caducidad, congela alimentos y compra lo que necesitas.
  5. Usar los electrodomésticos a temperaturas bajas y programas cortos. Asimismo, apagar los aparatos electrónicos cuando no estén en uso.
  6. Limpieza «eco». Reducir las sustancias tóxicas en el hogar. Puedes hacer tus propios limpiadores naturales como el vinagre, bicarbonato, limón, aceites esenciales, etc.
  7. Apostar por la cosmética natural. Los cosméticos libres de ingredientes químicos perjudiciales para la salud y el planeta como los parabenos, siliconas, sulfatos u otros derivados del petróleo.
  8. Elegir siempre la forma más ecológica para los desplazamientos: caminar, bicicleta o transporte público en lugar de vehículo privado.
  9. No comprar más ropa de la necesaria y optar por prendas de segunda mano. La industria de la moda es una de las mayores generadoras de residuos.
  10. Finalmente y en relación con lo anterior, procurar ser un consumidor ecorresponsable. Evitar caer en el consumismo y elegir productos respetuosos con el medioambiente como los siguientes.

Productos respetuosos con el medioambiente

Ser eco-friendly tiene relación asimismo con nuestras elecciones de consumo. Aquí tienes una lista de artículos diseñados, fabricados y producidos de modo que minimicen su impacto en la naturaleza y la salud humana; bien para ti, bien para sorprender a un ser querido con regalos sustentables:

  • Los productos ecodiseñados

Pensados desde su diseño hasta el final de su vida útil (como residuos) para ocasionar el mínimo daño al medioambiente. Se integran aspectos ambientales en el diseño del producto, envase o embalaje con el fin de disminuir los perjuicios a lo largo de todo su ciclo de vida. Son productos y materiales ecodiseñados las botellas y pajitas reutilizables, la comida envasada en envoltorios biodegradables o compostables, o los electrodomésticos y la tecnología de bajo consumo. 

  • Los productos sustentables de uso cotidiano

Son productos creados desde una perspectiva ecológica, con materias primas sostenibles, recicladas y/o reciclables. ¿Algunos ejemplos de productos sustentables para uso cotidiano? Envoltorios de cera de abeja para guardar piezas de fruta o el bocadillo, en lugar de usar aluminio o film transparente; fiambreras de cristal o acero inoxidable para transportar el almuerzo; bayetas ecológicas de celulosa y algodón, sin microfibras sintéticas; champú o dentífrico sólidos, etc.

  • Los dispositivos reacondicionados

El proceso de reacondicionamiento otorga a los dispositivos una nueva vida útil. Además de dar una segunda vida a un equipo que se encuentra en perfectas condiciones, este tipo de productos tienen un precio más asequible que uno nuevo. Adquiriendo un reacondicionado estamos ahorrando y contribuyendo a una economía circular; promovemos la reutilización de aparatos electrónicos y reducimos la generación de desechos.

Ser eco-friendly es actuar en favor del medioambiente. Con nuestras acciones y adquiriendo productos con una huella mínima o nula en el planeta, apoyamos un comercio justo y un consumo más responsable y sostenible. ¿Te animas a ser parte de la solución?

New call-to-action

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​

Suscríbete al blog